El Eternauta y su aventura sin fin

El dibujante rosarino Carlos Barocelli, junto con el gran Solano López, es el responsable de dar luz gráfica a una nueva versión de El Eternauta.

“Un crujido en la silla del otro lado del escritorio. Alcé los ojos y ahí estaba, otra vez. El Eternauta, mirándome con esos ojos que habían visto tanto”. Así comenzaba Héctor Oesterheld la continuación de su historieta más famosa. Tal como leen, toda una rareza. La primera continuación de la historieta dibujada por Solano López entre 1957 y 1959 tuvo lugar en el número 6 de la revista El Eternauta, de abril de 1962. Publicación efímera que bajo el mando de Editorial Ramírez continuara la peripecia narrativa de Oesterheld, luego de la quiebra de editorial Frontera, donde el guionista popularizara, además de El Eternauta, historietas hoy fundamentales como Ernie Pike, Sherlock Time y Ticonderoga.

Este Eternauta no sólo resultó ser una continuación inconclusa, sino que nada tiene que ver con la remake que posteriormente Oesterheld realizara para el dibujo de Alberto Breccia en 1969 (en revista Gente), ni con la continuación de 1976 titulada El Eternauta II (de nuevo con Solano López y para revista Skorpio). Esta continuación (sólo literaria) fue desempolvada por Juan Sasturain y Editorial Colihue en un librito editado en 1995, que la recopila junto con otros relatos cortos. Hasta que ocurrió lo que debía, y la versión en historieta fue obligada.

Seguir desde Págiona/12

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: