Chris Ware. Los traumas también tienen onomatopeyas

acmenoveltydatebook01cp

Chris Ware es un obseso del trabajo. No tiene televisor, apenas sale de casa, no se distrae con ningún entretenimiento, sólo se dedica a su trabajo sistemático y teme que cualquier vicio mundano aminore el nivel de su producción. En incansable, es agotador. “Estar a su lado puede ser estimulante y fascinante, pero al mismo tiempo frustrante y agotador. Está atormentado por muchas cosas, y tan ferozmente obsesionado con sus propios sentimientos y con el espacio íntimo de su trabajo que te rompe el corazón”, reconocía su esposa Marnie Ware en una carta en la que hablaba de la febril intensidad con la que trabaja el dibujante, incluida en el libro Chris Ware. La secuencia circular (Sins Entido).

Chris Ware (Omaha, Nebraska, 1967) se sienta en su mesa de dibujo en busca de la precisión, es un amante del detalle, de la minuciosidad, para desnudar y entender sus problemas, su soledad, su desolación, su ironía, sus traumas… y ese amargo sentimiento de culpa que no le abandona. Lo hace con un particular lenguaje: acudiendo a la herencia gráfica de la historieta estadounidense, lo que le ha convertido en uno de los autores más estimulantes de la novela gráfica contemporánea.

La vida en dibujos: Él es sus personajes y su memoria, la prioridad

En unos días llega a las librerías un nuevo libro del autor que alcanzó reconocimiento mundial con el maravilloso y asfixiante Jimmy Corrigan. El chico más listo del mundo (2004): The Acme Novelty Library (El catálogo de novedades Acme, publicado por Mondadori en una edición cuidada y supervisada por el propio autor). Este libro es la compilación de la serie, que fue el caldo de cultivo donde Ware puso a cocer su universo inconfundible de personajes, como el mohíno Jimmy Corrigan o Big Tex, Rocket Sam, Quimby, Sparky… El catálogo… arrancó en 1993, en la Editorial Fantagraphics que permitió que Ware se dejase llevar por las posibilidades estéticas de cada cuadernillo.

Seguir desde Público

Una respuesta to “Chris Ware. Los traumas también tienen onomatopeyas”

  1. […] se me vino a la cabeza cuando vi por primera vez  Jimmy Corrigan, el chico más listo del mundo de Chris Ware, fue literalmente “¡A este tío se le ha ido la olla!”. Y os preguntaréis la razón […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: