El derrumbe del supercloset

perrym

En el 2005, Perry Moore salió con unas calcomanías que denunciaban la homofobia para pegarlas en las tapas de los comics de X-Men de la editorial Marvel. Lo movía un tormentoso acontecimiento: Northstar, el primer superhéroe abiertamente gay, fue asesinado por Wolverine, el personaje más representativo de la serie de los hombres equis. En 1992, cuando salió del closet, Northstar parecía que había sido creado para terminar con tanta invisibilidad y homofobia en el mundo de las superhistorietas. Pero no, el lugar que le siguieron dando a gays, lesbianas y trans en esas historias fue terrible: parecía que en viñetas no cabía un dibujo pleno de la diversidad sexual que no implicara la degradación, la muerte, la burla y la maldad. El superheroísmo nunca asomaba en los pocos personajes diversos. Por eso a Moore lo de las calcomanías no le alcanzó.

Inspirado en un listado de la historietista Gail Simone sobre el maltrato a las mujeres en comics de superhéroes (donde eran mayormente humilladas, golpeadas, muertas y destituidas de sus poderes), Moore enlistó pruebas de la homofobia en esas historietas, compilando alrededor de setenta hechos extendidos en varias de las series más famosas de Batman y El increíble Hulk, entre otras. Y el de Northstar era uno de los casos más serios: si una muerte no alcanzaba para aniquilarlo, lo mataron dos veces más en distintas historias, convirtiéndose en el único superhéroe que Wolverine exterminó; ningún otro personaje heterosexual mereció la misma suerte (actualmente, Marvel vende versiones del traje de Wolverine a niños de 6 a 10 años, pero nunca fue comercializado un traje de Northstar: todo bien si los niños se disfrazan de homofóbicos asesinos, pero de gay ni se les ocurra).

Productor de las películas de la serie de Narnia para Disney y cineasta abiertamente gay, Moore fue por más: en el 2007 publicó la novela Hero, centrada en el adolescente Thom Creed, que al mismo tiempo que se convierte en superhéroe decide salir del closet. En poco tiempo, la novela hizo mucho ruido y surgió la posibilidad de convertirla en una serie televisiva por la productora Showtime, responsable de Queer as Folk y The L Word.

El proyecto está bastante avanzado y retrataría al primer superhéroe protagonista abiertamente gay en una serie o película (la proliferación de adaptaciones cinematografías recientes no tuvieron muy en cuenta a la diversidad sexual, aunque la trilogía de los X-Men se pueda leer como una suerte de versión sobre el lugar de lxs diferentes en la cultura estadounidense). Además, lo más sorprendente es que el responsable del proyecto televisivo será paradójicamente Stan Lee, uno de los máximos guionistas de la editorial Marvel, corresponsable de la creación de personajes como El Hombre Araña, Hulk y los X-Men. A principios del 2008, Lee apareció de sorpresa en una conferencia sobre los personajes gays en los comics, donde participaba Moore, y no sólo lo felicitó por su novela Hero, sino que declaró que el adolescente gay Thom Creed era un “héroe para el futuro”. Del pasado homofóbico de la Marvel, Lee, por las dudas, ni habló.

Diego Trerotola

Vía Página/12

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: